La importancia del hierro en los niños

RSS
La importancia del hierro en los niños

El hierro juega un papel protagónico en el desarrollo de su bebé desde la infancia hasta la niñez. Especialmente importante para alimentar el cerebro del bebé y el desarrollo neurológico, el hierro también es un componente clave de la hemoglobina, una proteína que ayuda a los glóbulos rojos a suministrar oxígeno de los pulmones a los tejidos de todo el cuerpo.

Las funciones importantes del hierro significan que es vital que su bebé consuma un suministro constante de hierro adecuado en cada etapa de su crecimiento. Si bien es probable que su pequeño reciba todo lo que necesita a través de una dieta bien balanceada, debe hablar con su pediatra acerca de la ingesta de hierro de su bebé si tiene alguna pregunta.

Hierro HEM vs no HEM

En los alimentos, el hierro se encuentra naturalmente en dos formas diferentes: HEM y no HEM.

El hierro HEM es una forma más biodisponible de hierro que el hierro no HEM y se encuentra en productos animales como carne, pollo y pescado.

El hierro no HEM se encuentra principalmente en fuentes vegetales, tales como verduras de hojas verdes oscuras, tofu, frijoles y lentejas. En comparación con el hierro HEM, el cuerpo no absorbe tan eficientemente el hierro no HEM. La vitamina C, que se encuentra en muchas frutas y verduras, junto con los alimentos que no contienen hierro, ayudará a la absorción de hierro. 

¿Cuánto hierro necesita mi bebé o niño pequeño?

La dosis diaria recomendada para lactantes es de 0.27 mg / día de 0 a 6 meses de edad, que se puede lograr mediante la lactancia materna o la alimentación con biberón con una fórmula fortificada con hierro. Los bebés de 7 a 12 meses necesitan 11 miligramos de hierro por día, mientras que los niños de 1 a 3 años necesitan 7 mg / día.

¿Cuáles son las mejores fuentes de hierro para mi bebé y mi niño pequeño?

Para los bebés, tanto la leche materna como la fórmula infantil con hierro proporcionan hierro adecuado para las necesidades de su bebé durante los primeros 4 a 6 meses de edad. Sin embargo, entre las edades de 6 a 9 meses, las reservas de hierro de su bebé se desvanecerán naturalmente, por lo que la Academia Americana de Pediatría recomienda un cereal fortificado con hierro como uno de los primeros alimentos para bebés.

A medida que su hijo pase de frascos y bolsas a alimentos sólidos, continúe sirviendo una variedad de alimentos naturales ricos en hierro para ayudar a mantener un crecimiento y desarrollo saludables. Además, los alimentos que contienen vitamina C (como muchas frutas) que se consumen junto con los alimentos que contienen hierro en las comidas y los refrigerios ayudarán al cuerpo a absorber el hierro de esos alimentos.

 

Publicación Anterior Siguiente Publicación

  • OEL Redes